Juan Barberis y Asociados S.R.L.

Estadísticas y Análisis

En la ganadería cambian constantemente las relaciones, por lo que hay que enfocar los negocios cuidando esas variables.
Lo podemos asesorar cuando usted lo requiera según la coyuntura del momento.
Estamos a su disposición vía teléfono o e-mail

Relaciones de valor entre categorías de hacienda vacuna

Los valores relativos de la hacienda vacuna entre sus distintas categorías no son constantes en el tiempo. Por el contrario, van sufriendo variaciones de alguna a mucha importancia, y el conocimiento de esos cambios permite optimizar las decisiones del productor, con enorme impacto en muchos casos.
La hacienda vacuna se comercializa en dos grandes mercados: el de gordo y el de invernada-cría. Hemos seguido relaciones y fluctuaciones por más de 30 años en esos dos mercados, dividiendo el análisis en dos grupos:

  • La invernada y los vientres frente al novillo de Liniers, por un lado,
  • Las oscilaciones ocurridas entre esas categorías de vientres e invernada, independientemente del valor del gordo, por otro lado.

La relación entre las distintas categorías de hacienda vacuna no siempre es considerada en las decisiones de compra-venta como de mucha importancia, por distintas razones. La primera, y algo obvia, por desconocimiento de la gran movilidad que existe entre ellas; una segunda, porque ciertos planteos ganaderos no permiten elegir demasiado; y una más, propia de períodos inflacionarios, donde la volatilidad era muy grande y el análisis más difícil.

Causas de la movilidad

Para analizar el comportamiento de las relaciones, tenemos que tener en cuenta que la volatilidad de los mercados responde a distintas causas, importantes de conocer para realizar una aproximación correcta al tema. Hay causas naturales, como ser el clima y la estacionalidad. Estas incidirán tanto en la oferta como en la demanda. En el caso de la cría cuando analicemos una desviación del promedio, habrá que estar atentos a la estacionalidad de los servicios y pariciones. También será relevante conocer si es servicio de invierno o primavera, servicio precoz o de 20/24 meses.
Otras causas obedecen a la aparición de variables nuevas en el mercado. La inclinación de la demanda a la terneza de la carne y/o los precios de los granos, entre otros motivos, favorecieron la aparición de los feed-lots o engordes a corral. Esta nueva fuerza se agregó a la demanda tradicional de terneras hembras.
No menos importante es la situación económica del ganadero que promueve liquidaciones de stock o las interrumpe.
Dentro de las categorías destacamos algunas que exponen mejor la actividad pecuaria: el novillo como índice del valor que está dispuesta a pagar la demanda por la carne; el ternero de invernada como referente de expectativas del sector engordador y, finalmente la vaquillona preñada o la vaca nueva como la especie que indica la disposición de inversión en la actividad.

En caso de reproducir esta información estadística, agradecemos citar la fuente.